Unas palabras...

28/1/09

La Nueva Humanidad que se Aproxima - Drunvalo -


Gentileza de Chamana Urbana llega esta serie de videos de un charla de Drunvalo realizada en Buenos Aires y que data de agosto de 2008. Muy recomendable, porque en estos videos, Drunvalo nos ofrece una visión acerca de este tiempo en el que, muchos sentimos que un proceso de transformación radical está ocurriendo y a veces puede hacernos sentir desorientados.
Como, afirma Drunvalo, sin dudas están ocurriendo trasformaciones a diferentes niveles, no sólo el humano; revelaciones inquietantes y esperanzadoras para estos tiempos. Pero mejor veamos:


Esta serie de videos son en total cuatro; si tienes algún inconveniente para verlos desde este blog, puedes verlos haciendo click aquí o también en YouTube.
Vale también agradecer mucho a cacophony00

21/1/09

El Mono Número Cien -Masa crítica-

El siguiente es un video acerca de un experimento que se realizó en 1952 y que ha influido en el desarrollo del concepto de masa crítica. A pesar de que se haya realizado hace más de cincuenta años, sus implicancias llegan hasta nuestros días, en los que mirando nuestra sociedad, sentimos que se hace necesario un replanteo de nuestras condiciones de vida a nivel social pero también y sobretodo a nivel de nuestra conciencia.
Desde otro lugar, esta experiencia científica abre perspectivas y preguntas acerca de cuál es el tipo de vínculo que tenemos y nos une como especie, y si ha sido un error considerar únicamente a éste como un producto derivado de la cultura y la socialización. En otras palabras: ¿sólo nos comunicamos por el lenguaje, ya sea de signos, señas o cualquier otro código? ¿Estamos conectados desde algún lugar más sutil que no percibimos? ¿Cómo nos afectamos unos a otros cuando se produce un cambio interior en la conciencia de un solo individuo?
El experimento se lo conoce como “Fenómeno del centésimo mono”, “Teoría del centésimo mono” o “El mono cien –experimento de masa crítica-” Aquí está:

"Cada uno de tus pensamientos y sentimientos es una gota que cae en un lago. Si puedes aceptar que ese lago -nuestra conciencia colectiva- ha sido formado por todas las gotas derramadas por cada individuo con sus pensamientos y sentires, tal vez puedas considerar que todo lo que piensas y sientes, afecta a los otros, del mismo modo que lo que otros sienten y piensan te afecta a ti.
Cada gota que cae hace un efecto de onda que siempre está en relación con el efecto de onda de otras gotas. Así, estamos indefectiblemente unidos en un destino común: crear conciencia.
La calidad de esa conciencia es algo que está en nuestras manos decidir.
La próxima vez que veas llover sobre un lago, sobre un simple estanque o hasta en un charco, tal vez recuerdes esto: SOMOS UNO."
*
*** ***
*
Más Info:
Aquí un breve documento para descargar “El mono número cien”

20/1/09

Alfabeto Emocional -Dr. Juan Hitzig-

El Dr. Juan Hitzig estudió las características de algunos longevos saludables y concluyó qué más allá de las características biológicas, el denominador común de todos ellos radicaba en sus conductas y actitudes.
Cada pensamiento genera una emoción y cada emoción moviliza un circuito hormonal que tendrá impacto en las 5 trillones de células que forman un organismo –explica-.
Las conductas “S”: serenidad, silencio, sabiduría, sabor, sexo, sueño, sonrisa, promueven secreción de serotonina:

Mientras que las conductas “R”: resentimiento, rabia, rencor, reproche, resistencias, represión, facilitan la secreción de coRtisol, una hormona coRRosiva para las células que acelera el envejecimiento.

Conductas “S” generan actitudes “A”: ánimo, amor, aprecio, amistad, acercamiento, entre otras.
Conductas “R” por el contrario generan actitudes “D”: depresión, desánimo, desesperación, desolación, entre otras.
Muy difícilmente se nos puede garantizar el tiempo que durará nuestra vida, su longevidad, pero sí, podemos decir que recordar este estudio del Dr. Juan Hitzig, nos pone frente a la elección de cómo vivir el tiempo que nos es dado.

Más info:
Dr. Juan Hitzig en YouTube
Libro: "Cincuenta y tantos"

14/1/09

El precio de la Iluminación


En estos tiempos donde todo parece encontrar su medida en las reglas y lenguaje del mercado, y todo parece tener un equivalente en moneda, la espiritualidad aparentemente no escapa a estas reglas. Y es que nuestra mentalidad posmoderna del siglo XXI asume con naturalidad que esto sea así; si todo tiene un valor en billete dentro de nuestra sociedad occidental capitalista, por qué no debería tenerlo también la espiritualidad y sus prácticas? Qué podría salvarla de convertirse en mercancía, si vivimos en una sociedad mercantilista?

El abogado del diablo, con el que tuve una charla días atrás, cree que este asunto está mal encarado por una serie de errores. Él dice: "Pero la espiritualidad que uds. practican, ¿no plantea que la verdadera transformación de la conciencia, la iluminación, si quieren llamarlo así, no puede dártela nadie? Que es algo de tu ser y que es una experiencia instransferible?"

El abogado se entusiasma y espero que se le perdone su tono irónico, continúa:
-Importan las técnicas? Importa el Zen? Importan los cursos espirituales? Importa el chamán que te cobra para asociarte al club de los hermanos galácticos? Importa hacer el curso super-maestros-recapo-capo-recontra reiki sushi? Es por ahí? Buda, Cristo, Krishna hicieron esos cursos?
El abogado no tiene noticia de que los hayan hecho. Esto no implica que no tuvieron que pagar un "precio", sin duda lo hicieron; pues bien, el abogado del diablo sostiene que como estamos en una sociedad mercantilista, ahora todo tiene su equivalencia en valor monetario; esto no significa negar la sociedad en la que se vive, significa diferenciar; como dijo el Cristo cuando en la puerta del templo encontró una feria:
-¿Qué ven aquí?
La gente respondió: "una moneda con la imagen del César, el emperador."
Y Cristo repuso:" Entonces, al César, lo que es del César, a Dios lo que es de Dios".
"Y sí, los grandes iluminados seguramente pagaron un precio, pero no en moneda, lo habrán pagado tal vez yendo al desierto (Jesús) o sentándose a la sombra de una higuera como Buda, como tuvo que ser en su tiempo."
El abogado del diablo siente desconfianza ante el hecho de que el curso de "Peperímo Pómoro"(1) a cambio de unos pesos te habilite un poco más de luz (porque siempre es un poco, nunca la iluminación, eso sería ¡CARÍSIMO! además, ¿y si no funciona? No faltaría alguien que llame a defensa del consumidor!).
Ahora una pequeña paradojita: el discurso que habla de los nuevos tiempos dice que estamos en una época dónde el conocimiento se hace accesible para todos; "Buenísimo!!!!" dice el abogado, pero después el muy turrito agrega: "Che, loco pero a mí me están cobrando para todo!! Si no fuera por internet, tendría acceso a muy poco; de hecho lo que hay en internet es una pequeña parte, para los cursos siempre hay que pagar; además lo que llega a internet nunca lo pone el autor de tal libro, sino que lo sube alguien que se tomó el trabajo de digitalizarlo y subirlo a la red y al que hay que agradecerle.
En este sentido, cuál de lo dos es un "trabajador de la luz", como se dice por ahí: ¿el autor del libro y/o curso o quien lo subió a internet? Los dos? Ninguno?
Ahora sí por último, dice el abogado:
Hay que tener presente la historia; a fines de la edad media, cuando la iglesia católica perdía su poder tuvo la brillante idea de "vender parcelas" en el paraíso; le puso, como se debe, un nombre que venda (lo llamaban "Indulgencias" aunque pudo haber sido maignified healing, por decir uno), con lo cual a cambio de un aporte monetario a la institución sacra le garantizaba al fiel un mejor pasar en el más allá. (Esta fue una de las razones que hizo que apareciera la iglesia protestante con Martín Lutero al que esta actividad inmobiliaria de la iglesia católica no le cerraba). Se corre el mismo riesgo en la actualidad? Hay que encontrar un nombre que venda y una buena estrategia de marketing? O hay que reconocer como una actividad comercial a la espiritualidad (que por lo que vemos lo es) y dejarse de hacerse tanta pregunta?
Dice el abogado que tiene un amigo que estudió masajes; en cierta ocasión este novato y entusiasta masajista, le comenta a una mujer: "estuve pensando en poner en la publicidad de masajes 'armonización zen', ¿qué te parece?"
A lo cual la mujer le responde espontáneamente:
"¿Se decidió a entrar en el curro?" Implacables y sabias palabras.

Según el abogado el tema último aquí es un asunto de tiempo y dedicación, un asunto cercano a la cultura fast-food. Cuando no se tiene tiempo para cocinar porque se están haciendo demasiadas cosas y no hay trabajo personal, se pide comida por teléfono o se va a un fast-food y listo, asunto concluido. Entonces, cuando se están haciendo demasiadas cosas en el mundo exterior, si hay hambre de espiritualidad y no hay tiempo para ir al interior, al propio lugar de silencio interno, se hace algún curso o se lee algún librito entre otras diligencias.
Nuestro espíritu tiene en algún sentido un estómago; sólo que en general es más fácil de ignorar que el estómago físico; sin embargo los dos pasarán factura al final del día si no se alimentan; y para alimentarlo hay dos opciones:
Opción uno. Comida que se compra por tel eligiendo entre un acotado menú, con el riesgo de no saber quién la hizo y con qué onda, y en este caso estará bien pagar lo que sea.
Opción dos. disponemos un tiempo para crear el mejor menú que se pueda comer en casa.
En el primer caso sabemos que el alimento es de dudosa factura y hasta nos puede patear el hígado; en el segundo caso nosotros somos los creadores y hacedores del menú.
Es igual para el Espíritu. Le pedimos a otro que nos de la técnica para alimentar un poco a nuestro alma porque hemos decidido que no tenemos tiempo para adentrarnos en nosotros, (hay cosas más prioritarias) y entonces habrá que pagar lo que sea... con el riesgo de que nuestro espíritu no se llene con ese alimento-técnica y vayamos por otro curso, y por otra técnica y por otro...
O también tenemos la opción de equilibrar los tiempos entre el exterior y el interior y así conectar con aquello que a nuestro espíritu le gusta tanto. En este caso, contamos con una "pequeña" ventaja, la ventaja de que quien verderamente cocina el alimento para nuestra alma en nuestro propio silencio, es El Gran Cocinero.

El abogado se calla.

(1)Personaje de tv del ciclo cómico "Cha-cha-chá" que se caracteriza por ser una graciosa parodia de un santo.

6/1/09

Zeitgeist - Documental de Peter Joseph. ¡Imperdible! -

Zeitgeist es una palabra que se refiere a los caracteres distintivos de las personas que se extienden en una o
más generaciones posteriores a pesar de las diferencias de edad y el entorno socio-económico; alude una visión global que prevalece para un particular período de la progresión socio-cultural. O si, se prefiere en términos más simples, zeitgeist se puede entender como el “espíritu de la época”.
Ahora bien, Zeitgeist también es un documental de Peter Joseph, que desde mediados del 2007 anda circulando por internet y que nadie debería dejar de ver por varias razones.
Su principal propuesta es la de que comencemos a revisar en qué hemos creído y en que medida nuestra libertad es una falacia que esconde una verdad que no nos gustaría aceptar: estamos siendo esclavos de un sistema que en ninguna instancia atiende a las verdaderas necesidades del ser humano. Dios, religión, política, sistema económico, y poder son abordados con una exhaustiva mirada que desnuda manipulación y que a la vez abre la mirada hacia nuevos paradigmas.

Más allá de una visión política
Si bien el documental tiene como uno de sus ejes principales el atentado a las torres gemelas, el 9/11, va mucho más allá. La presentación de pruebas es demoledora y absolutamente contundente desde distintos ángulos: testigos, documentos del gobierno, pruebas científicas y mucho más. La primera conclusión no deja lugar a dudas: el 9/11 es realización de un auto atentado en el que el gobierno norteamericano, da un paso más en la manifestación de su hegemonía como imperio.
Sin embargo esto es algo inexacto, la verdad está más allá del gobierno; de hecho, presidentes y administradores gubernamentales son los que implementan las decisiones tomadas por grandes corporaciones y bancos internacionales, postula Zietgeist y lo demuestra.
Así, la película nos revela de manera muy clara y amena quienes están detrás de los mecanismos de control, cuáles son sus políticas y estrategias de dominación y cómo crean en la mayoría de la gente ideas que consideramos sensatas, naturales, pero que en profunidad son funcionales a sus intereses: "el eje del mal" por ejemplo, o los atentados de Londres y Madrid atribuidos a fanáticos religiosos de medio oriente.
Contundente también es el testimonio acerca de cómo funcionan los medios masivos de comunicación que revela el más alto grado de manipulación.
El documental resuena en tonos oscuros, sin embargo, no sería exacto decir que plantee una visión pesimista de la realidad. Más bien es un llamado de atención a reclamar nuestro poder como seres humanos; como individuos, y como organismo que deberá reconocer que ha estado asesinándose a sí mismo. Un llamado de atención a una sociedad que se organizó acentuando y estimulando las diferencias, de razas, color, religión, clase social y tantas otras, hoy alimentadas por los medios masivos de comunicación, y de la que sacan provecho unos pocos.
Y esto es algo que tenemos que detener antes que nada, en el único lugar del que podemos llamarnos dueños: en nosotros mismos. Sólo la capacidad de vernos como uno, nos sugiere la película abrirá puertas hacia otros camino. Hasta aquí, construimos una historia en la que predominó el miedo, la dominación, el control, la avaricia, es hora de elegir entre continuar esa historia o comenzar una nueva de solidaridad, respeto, libertad y amor. Se trata de crear conciencia, porque como la película no ignora, los cambios, deben ocurrir primero en nuestras conciencias. El espíritu del documental se orienta hacia eso, hacia la creación de conciencia y ponernos frente a una elección que decida qué vida queremos vivir.

Ficha técnica
Nombre original: "Zeitgeist: The Movie"
Director: Peter Joseph
Duración: 123 minutos.
Estreno: 25/06/2007 (en realidad no hubo un estreno formal, el documental fue hecho sin fines de lucro y fue subido para ser visto en internet)
Consejo: ¡NO DEJES DE VERLA!

Datos:
* Se puede bajar desde el sitio oficial (en inglés) donde encontrarás más información:
http://www.zeitgeistmovie.com/dloads.htm
o haciendo click aquí.
* Si no, mirála aquí mismo con subtítulos en español en google video:
Un fragmento del documental aquí:

* También se encuentra fácilmente con el Ares. Ya está disponible la segunda parte: “Zeitgeist Addendum”, también imperdible; para verla, click aquí.